Cargando...

El viñedo del distrito de negocios parisino (La Défense)

En París, los viñedos no son algo exclusivamente de los campos que la rodean. Paseando por la ciudad nos encontramos numerosas iniciativas de agricultura urbana. Hace algunas semanas os hablábamos de la exposición sobre huertos urbanos que hubo el pasado año en el Parc Floral. Hoy cambiamos radicalmente de ambiente y nos vamos a uno hostil, en el  que ni un "campestre" que se precie pondría uno de sus pies, una inmensa mole con carreteras de asfalto y montañas de cemento: La mayor área de negocios europea: La Défense.

 
Hostil ¿verdad? pero ¡no os alarméis! que también hay flores y árboles ;)

je, je espero que no estéis al borde del colapso. Imágenes duras las que os he traído (más que nada por la dureza de los materiales). Pero que no cunda el pánico que otra cosa no pero en cuanto a sensibilidad por lo verde esta ciudad nunca decepciona. Además recordad ¡que hoy nos vamos de viñedos!.

Resulta que las fotos que os presento son el núcleo duro del área de negocios, pero a medida que una va caminando el verde empieza a aparecer, un parquecillo por aquí, otro por allá, un arbol "de verdad" un poco de césped para calmar el estrés qué por allí se cuece, un viñedo por aquí y otro por allá... espera, ¿has dicho viñedo?me diréis. Sí amigos, yo también me sorprendí la primera vez que lo vi. ¿pero qué pinta un viñedo entre tanto rascacielos?

Aquí lo tenéis al pobre, encerrado detrás de unas verjas 
casi tan altas como los rascacielos que le rodean.

La viticultura fue durante cerca de 20 siglos una actividad de gran importancia en Ille de France (la región donde se encuentra París), era tan apreciado que hasta se servía en las comilonas de la corte francesa. Hacia el siglo XVII con la explosión demográfica de la ciudad, se aumentó muchísimo la producción vitícola llegando incluso cada barrio a contar con su propio viñedo (¡qué "suertudos" algunos!). Más tarde la competencia con los productivos viñedos del sur, junto con la desmesurada urbanización y las enfermedades hicieron que los viñedos de la región se redujesen casi a la nada.
En la actualidad si algún municipio de Ille de France quiere explotar viñas tienen un límite superior de cepas de tan solo 2000 y además a este vino no se le permite la venta, quedando sólo para uso particular.

Este viñedo tan "mono" llamado Le Clos du Chantecoq data de hace poco más de 5 años, se inauguró en 2007 y está gestionado por una empresa de carácter público. Para los más curiosos o conocedores de la materia cuenta con 350 cepas de las variedades Pinot Noir y otras 350 de Chardonnay en sus 1000 metros cuadrados.
Y para aquellos a los que se le haya encendido la lucecita y piensen convertir en viñedo el Campo de las Naciones madrileño algunos datos:

- El suelo tiene una profundidad de 1m y sus características físico químicas son buenas.
- El estar plantado en un ambiente urbano le afecta positivamente en tanto en cuanto se produce un almacenamiento de calor durante el día haciendo que las temperaturas sean menos severas que si estuviera fuera de la ciudad y esto a su vez favorece la precocidad de su floración y maduración.
-Además la buena ventilación de la zona (doy fe que el viento es bastante y continuo) junto con la ausencia de una gran masa vegetal en los alrededores (las fotos del principio dan fe esta vez) hacen que las enfermedades se mantengan a raya.
-Uno de los problemas con los que cuenta este viñedo es el exceso de agua, así que para mitigarlo se cultiva entre herbáceas de manera que éstas colaboran al usar parte del agua. No hay una excesiva competencia por nutrientes puesto que las hierbas mantienen sus raíces en capas más superficiales (además me fijé que hay bastante tréboles que son fijadores de nitrógeno en el suelo colaborando en la mejora del mismo). Además la estructura vertical en la que se encuentran no es casual. De esta manera las cepas desarrollan más hojas y éstas utilizan parte de ese exceso de agua que termina liberándose en la atmósfera con su evapotranspiración.

Muchos seguro que os preguntaréis ¿y qué hacen con las uvas?, pues bien, estos franceses no pueden dejar las uvas marchitar así sin más, por lo que se hace su vendimia en el momento que toca y se transforma en vino. Como hemos dicho anteriormente el vino en Ille de France tiene prohibida la actividad económica (por ahora no se explicaros por qué) por lo que las botellas se usarán en actos promocionales, se venderán con fines benéficos, etc... ¡300-400 botellitas que se sacan de ahí! No está nada mal.

Interesante iniciativa, ¿verdad?

5 comentarios:

  1. Qué fotos tan bonicas! Un oasis super curioso allá entre tanto cemento! Bien podría cundir el ejemplo, seguro que da pie a numerosas actividades medioambientales con los niños y los no tan niños para acercar las actividades del campo a la gran ciudad... por no hablar de lo agradecida que tiene que andar la fauna propia de la esa urbe... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que todas estas iniciativas por "rarunas" que parezcan, están fenomenal. No hay que dejar pasar la oportunidad para recordar la importancia del medio en el que vivimos y si me apuras hasta del que venimos!

      Eliminar
  2. Bonito el reportaje. Las buenas fotos de la zona, espectaculares, se come un poco al viñedo y da idea de los que es la urbe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar bastante "extraño",entre tanto edificio enorme y cemento, de repente sale como de la nada un viñedo. Como una pequeña paradoja: allí ejecutivos estresados con su traje y su corbata y jardineros vendimiando (cuando toca) comparten el espacio

      Eliminar
  3. Precioso contraste, gracias por descubrirnoslo :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...