Cargando...

Parques y jardines de París: El Parque de Montsouris



El Parque Montsouris fue creado en París en 1878 bajo las órdenes de Napoleón III, encargando el proyecto al barón Haussmann. La idea de Napoleon III fue la de dotar a la ciudad de un parque en cada uno de los puntos cardinales, reservándose el sur para Montsouris. El diseño del parque fue realizado por el ingeniero Alphad, que se basó en los jardines ingleses por expreso deseo del emperador.

En su lugar de emplazamiento se hallaba una de las innumerables canteras que sirvieron para suministrar del material de construcción básico para los edificios de la ciudad, y de ahí sus grandes desniveles. Después estas canteras abandonadas sirvieron para acoger a seis millones de almas cuando el Cementerio de los Inocentes, en el centro de la ciudad, fue cerrado por cuestiones de salubridad.

Este jardín se reparte en 15ha con una disposición trapezoidal orientada principalmente al norte.   

Como dije anteriormente nos encontramos ante un claro ejemplo de jardín inglés: zonas empradizadas con árboles diseminados, esculturas mitológicas, espacios de juego y esparcimiento como el templete de música etc estructurados de manera que se busca conseguir la máxima naturalidad. Esta vez no encontraremos grandes avenidas rectangulares con árboles podados al milímetro como vimos anteriormente tanto en el Jardín de Luxemburgo como en el Jardín de Plantas.

Una de las características principales de este parque es que está claramente concebido para el uso y disfrute de la población que reside en el entorno, es un parque que se podría considerar como familiar, visitado por turistas, sí, pero éstos son los menos. Todas sus praderas de césped están abiertas al público, donde se puede jugar a la pelota, hacer picnics etc. (Muchos parques de París tienen zonas de césped pero en las que uno no puede estar). Eso sí, para poder disfrutar de ellas en primavera y verano está prohibido atravesarlas durante el otoño e invierno, de esta manera reposan para estar en todo su esplendor en el periodo estivo.


Otra de las características estructurales del parque, es el hecho de que le atraviese por la mitad una de las líneas del tren de cercanías. Curiosamente a lo que uno pueda pensar, hay que decir que está bastante lograda la integración y prácticamente no se percibe. Divide al parque en dos zonas la zona del lago y la zona de las amplias praderas. 
Esta integración se consigue elevando todo el contorno con la línea ferroviaria, lo que reduce el impacto tanto visual como acústico. Además estas zonas son las que se dejan más "asilvestradas" como si fuese un pequeño bosque de coníferas.el césped no se corta y así se consigue que resulten "menos apetecibles" para los visitantes.

Otro de los puntos más interesantes es su gran lago, con una isla que sirve de refugio para la fauna. 

Como en todo parque, éste también tiene su rinconcito especial. En este caso se trata de la recreación de una montaña con una cascada en estilo art nouveau


Para atravesar el riachuelo que crea la cascada hay que hacerlo saltando de piedra en piedra. Un diseño perfectamente pensado y diseñado para la ocasión.

Este riachuelo se rodea de un tipo de vegetación que recuerda un poco a los jardines asiáticos.
Variedades enanas y de formas colgantes y achaparradas crean en el lugar una atmósfera muy interesante.
 

Como antes dije es un parque sobre todo familiar, por lo que podremos encontrar infraestructuras dedicadas a todos los miembros de la familia, zonas de recreo para los más pequeños, paseos en pony los fines de semana, puestecitos de crêpes, un restaurante de calidad y conciertos (éstos tienen luar en el kiosko del parque)


¿Quieres conocer más parques y jardines de París? entonces pincha aquí :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...