Cargando...

Miércoles de arte y naturaleza: Wildlife Art

"Águila Real", de Lluis Sogorb (vía)
   En la mente de todos quedan los grandes exploradores naturalistas de siglos pasados, que con paciencia, tesón y talento artístico catalogaban y definían nuevas especies botánicas y animales en hermosos trabajos... Naturalistas como Ernst Haeckel, o María Sibylla Merian, con sus viajes y su indudable capacidad para el dibujo y la pintura abrían camino al conocimiento de la naturaleza y un entorno que hasta entonces era pasto de supersticiones y brujería.

"Heart warmer" de Denis Mayer Jr. (vía)
   Su obra queda como legado para la postierioridad, pero sería un error muy grave pensar que con la llegada del siglo XX aquel espíritu desapareció por completo y sin dejar herencia alguna por la llegada de la ciencia moderna. De echo, en este caldo se guisó la idea del "Wildlife Art", o "Arte de la vida salvaje", con el mismo espíritu de descubrimiento, conocimiento y conservación.

"Home sweet home", de Denis Mayer Jr. (vía)

   No estamos descubriendo la rueda; este arte es bien conocido y reconocido en países como Estados Unidos, Inglaterra, Canadá o Suecia, ofreciendo al mundo las increíbles obras pictóricas en las galerías más prestigiosas, o incluso en galerías creadas ex profeso para ello (Wildlife Art Gallery, Leigh Yawkey woodson Art Museum, o Nature in Art Museum entre otros).

"Humble abode", de Carolina Wren (vía)
"Sunstruck", de Joni Johnson Godsy (vía)
   Iremos conociendo en nuestra sección de los Miércoles de Arte y Naturaleza algunos de sus autores más representativos, que nos ofrecen una nueva óptica para el conocimiento de la naturaleza que nos rodea, a través de su esencia y belleza natural plasmada en fantásticas obras de arte, transmitiendo a su vez y de forma inherente la necesidad de conservación que esta requiere.

"Cheetah and Impala Ram", de Johan Hoekstra (vía)
   Aunque lentamente, este género empieza a calar también en el resto de países, y cada vez con más frecuencia nuevos artistas se unen a un género tan hermoso como desconocido, y que sin duda poco a poco irá dando de qué hablar. Seguro que nos es difícil encontrar a alguien a quien no le guste.

"Frankly scarlet", de Scott Zoellick (vía)
(vía)
"Warthog and little bee eater", de Johan Hoekstra (vía)
Forest wildlife art, de Jim Killen (vía)

"Curious", de Joni Johnson Godsy (vía)

 Denis Mayer Jr. (vía)

Plantas de cada día; La milamores o valeriana española (Centranthus calcitrapae)



   Es Centranthus un género que comprende nueve especies distribuidas por la región mediterránea. Algunas de ellas, como C. ruber y C. angustifolius son muy usadas en jardinería, naturalizándose con gran facilidad. En concreto, la Valeriana española o milamores (Centranthus calcitrapae) es una hierba glabra y anual de color verde glauco, con ciertas tonalidades rojizas. Sus tallos erectos (quizá algo ramificados en su base pero sin ramas axilares) puede llegar a los 80 cm, aunque en realidad normalmente no superará los 40 cm ya que la altura y robustez de las plantas estará condicionada por factores ecológicos tales como la disponibilidad de agua, riqueza de nutrientes o la temperatura, pudiendo ser muy variable en individuos de una misma población.

   Es una planta que requiere suelos nitrificados, secos y muy soleados, pudiéndosela ver en bordes de caminos, arcenes, taludes, baldíos y claros, desde el nivel del mar y hasta los 1800 metros de altitud. También puede encontrarse en paredes y rocas, aunque no soporta bien la sombra. Es una indicadora de sequedad y calor extremo, y por todo ello ha sido bien empleada en la fijación y restauración de taludes y vertederos abandonados. Sus hojas son opuestas, siendo las basales algo espatuladas, dentadas y pecioladas. Por el contrario, las hojas caulinares superiores serán sentadas sin peciolo, y muy divididas, claramente pinnadas.

   Quizá lo más llamativo de la planta sea su floración, que en los meses de primavera (normalmente entre abril y julio) nos brinda rodales de un color rosado y blanquecino muy característico. Sus flores se agrupan en inflorescencias terminales no pedunculadas (sésiles). La corola, de un color rosado, tendrá un tubo de 2mm, y pequeño espolón medio y cinco pétalos desiguales coronados con un único estambre. El cáliz será abombado y en forma de anillo, que se desplegará para dar lugar a unos persistentes y plumosos frutos que dispersarán las semillas ayudados por el viento.

   Aunque puntualmente se le han atribuido propiedades medicinales, no hay en la actualidad una base científica para tal aportación, en lo que seguramente se deba a una confusión popular con la cercana Valeriana (Valeriana officinalis).

Lombri-compostera, crea tu compost en casa. ¡Una iniciativa 10!

¡Hola!

Hace algunas semanas recibí mi lombri-compostera, una iniciativa inteligente y original del ayuntamiento de la localidad donde vivo (Montrouge - Ile de France).

Formando parte de las acciones de desarrollo sostenible del municipio, esta iniciativa pretende promover la iniciación al compostaje por parte de los ciudadanos, para ello la adquisición de lombri-composteras para uso en terrazas y composteras para uso en jardines están subvencionadas incluyéndose una pequeña formación sobre su funcionamiento.

¿Por qué es una idea inteligente? 
Porque el favorecer el reciclado de materia orgánica por los particulares tiene varias cosas buenas: valorizamos nuestros residuos obteniendo tanto compost como fertilizante líquido para nuestras plantas o las de nuestra comunidad de vecinos y contribuimos a la reducción de residuos que podría traducirse a la larga por ejemplo para el ayuntamiento en una menor frecuencia de paso del camión de la basura con su correspondiente ahorro económico.

La lombri-compostera recibida es el resultado de un estudio financiado por la  ADEME (Agence de l'Environnement et de la Maîtrise de l'Energie) y llevado a cabo por el SYCTOM (La agencia metropolitana de residuos urbanos de Ile de France)

Y dicho esto, comenzamos con las presentaciones y su modo de empleo

La lombri-compostera, cuenta con 4 bandejas, de manera que comenzaremos echando los residuos en la primera, y cuando ésta esté llena, seguiremos por la segunda, etc, las lombrices irán subiendo de una a otra por unos agujeritos que hay en el fondo de cada una de ellas, cuando en la bandeja donde se encuentren ya no haya comida.

Los líquidos sobrantes de los resíduos se almacenan en la parte inferior, pudiéndo ser recogidos gracias al grifo. El resultado es un potente fertilizante que hayq ue diluir en agua a ración de 1/10.

 La lombri-compostera tuve que ir a recogerla a unas instalaciones del ayuntamiento, sin embargo las lombrices son enviadas por correo, sí habéis leido bien, por correo. Las mías vinieron con un saquito de hielos para que el viaje se les hiciera menos difícil  porque precisamente estos días estamos pasando la primera ola de calor.

En cuanto a qué echar y que no echar, es sencillo, todo material de origen vegetal salvo los cítricos que son demasiado ácidos, junto con el ajo y la cebolla. Además hay que echar cartón (sin tintas) para que el ratio de nitrógeno y carbono sea bueno. También se pueden echar las cáscaras de huevo.

Las primeras dudas que me surgieron fueron: ¿olerá?, ¿irán moscas? y aunque la acabo de instalar, en principio cuando me dieron la pequeña formación me dijeron que como no se produce fermentación (salvo que eche demasiada comida) no debería oler, y respecto a las moscas al estar las bandejas tapadas no deberían acercarse demasiado.

¡Ya os mostraré los avances de aquí algunos meses!


El Jardín Botánico de Coimbra

El jardín botánico de la Universidad de Coimbra, la más antigua de Portugal, está localizado en los alrededores del museo de historia natural, al igual que  por ejemplo el jardín de plantas de París. Se inauguró en 1772 aunque vivió numerosas ampliaciones y modificaciones durante los primeros años de su existencia. Aunque no fue hasta un siglo más tarde  cuando el jardín vivió su época gloriosa gracias a su gerente Julio Henriques, que favoreció el intercambio de especies con otros países de todas partes del globo.


Como curiosidad se comenta el intercambio con el jardín botánico de Java, éste les envió plantas del género cinchona de las que se  obtiene una sustancia contra el paludismo, enfermedad bien presente en Portugal por aquella época. (Recordad que precisamente de la cinchona os hablé en nuestro viaje a Galápagos, como especie introducida y altamente invasiva, y ahora me pregunto... ¿habría sido introducida precisamente para luchar contra el paludismo?)

El jardín sigue las pautas de los jardines italianos: con diferentes niveles , escalinatas, avenidas, esculturas y totalmente cerrado por una magnifica verja de bronce.

En él se diferencian dos partes una más clásica, la parte alta, con setos tallados, fuentes, etc y otra que desciende desde está zona alta y denominada mata, ambas están separadas por un gran muro divisorio oculto por un seto.

En nuestra visita sólo pudimos visitar la zona alta, puesto que en la mata se estaban preparando las obras de la futura y necesaria remodelación.
Esta primera zona es donde se concentran todos los esfuerzos del jardín, y en concreto su zona central. Evocando los jardines del siglo XVIII y contornada por un muro de motivos sobrios y arquitectura neo-clásica.

 

El gran seto de la derecha sirve de separación entre la zona alta y la mata.

El resto emana una aire nostálgico quasi-deprimente que crea al mismo tiempo una atmósfera diferente, en realidad lo que podría parecer su debilidad es sin duda su fortaleza, algo que también se siente en por ejemplo el jardín botánico de Lisboa.

Sus escalinatas, sus muros sus grandes puertas, las pequeñas fuentes recubiertas de musgo y sus inmensos árboles (araucarias, secuoyas, cryptomerias, palmeras, arces, carpes, hayas...)  son elementos que desde luego nos indican la larga historia de este jardín botánico.

Visitándolo sin duda la imaginación comienza a volar y a recrear posibles escenas de tiempos pasados, la sensación es extraña, por un lado la enorme belleza de sus elementos arquitectónicos, los árboles inmensos que han sabido llevar el paso del tiempo y por otro... ver que falta inversión de tiempo, de personal,  muchos cuidados...



Casualmente al día siguiente de haber visitado el botánico, vimos la noticia de su próxima remodelación en el periódico, una buena noticia sin duda.






Miércoles de arte y naturaleza: Hillary Fayle


Hace algunas semanas os hablamos del trabajo de Lorenzo manuel Durán y sus impresionantes dibujos tallados en hojas. Este mismo material es la base para la neoyorquina Hillary Fayle, protagonista de nuestro post de hoy. Ella es capaz de realizar auténticas filigranas sobre casi cualquier material, especialmente sobre hojas. 



2648_54977358993_2241603_n
Hillary Fayle


Plantas de cada día; la viniebla (Pardoglossum cheirifolium)


   La viniebla fue bautizada en 1753 con el bonito término latino de Cynoglossum cheirifolium por Carlos Linneo; un nombre acertado para este género, ya que viene a significar literalmente "lengua de perro", haciendo honor a la especial forma de sus hojas. El término cheirifolium hace también referencia al parecido que guardan estas hojas con las del Cheiranthus cheiri.

   Más recientemente, ya en 1973, ha sido incluida en el género Pardoglossum y rebautizada como Pardoglossum cheirifolium, cuyo significado, una vez más, viene a diferenciarnos este rasgo tan significativo; el nuevo nombre significa "lengua de leopardo", en aveniencia nuevamente con la forma de sus hojas.  
¿Que cómo tiene la lengua un perro? Pues así, como la viniebla...

   Por si alguien aún no se ha percatado, esta herbácea hemicriptófita tiene sus hojas  medias oblongo-lanceoladas, alternas, recurvadas en su borde hacia el interior, estrechándose paulatinamente hasta su base (cuneadas). Están profusamente cubiertas de pelillos por ambas caras, al igual que el resto de la planta, dándole un aspecto aterciopelado, blanquecino y piloso. Esto no es sino otra adaptación más al ambiente árido y escaso en agua en el que podremos encontrarla. Además, las hojas basales resultarán ser pecioladas, mientras que las del tallo (caulinares) serán sentadas.

Las hojas basales (arriba) son algo más oblongas, mientras que las caulinares (abajo)
son algo más lanceoladas y curvadas en sus bordes. En todo caso tendrán un tacto
aterciopelado debido a su gran pilosidad.

   La viniebla o cinoglosa, al igual que otras  boragináceas como la hierba del traidor, la chupamielesla viborera, la verrucaria o la asperilla, es una especialista en la supervivencia a pleno sol en los bordes de camino, cunetas, baldíos, campos agrícolas abandonados y terrenos secos y removidos. Su distribución mundial se centra en la parte más occidental de la cuenca mediterránea, estando presente en la práctica totalidad de la península ibérica donde llega hasta los 1200 metros de altitud. 

   Es una herbácea bianual que alcanzará aproximadamente los 40 cm de altura, con tallos simples o ramificados desde la base que suelen tener algún tono rojizo.


   La inflorescencia  será ramificada y cimosa, muy tomentosa, con cálices pentalobulados y corola tubular de un rojo púrpura o amarillo pálido. Los frutos estarán formados por núculas o piezas cubiertas de pelos unicelulares con púas apicales (gloquidios), que de cuatro en cuatro tratarán de engancharse al pelaje de los animales quienes se convertirán sin ellos saberlo en el medio de propagación de la especie.

Los frutos se organizan en pilosas núculas.

   Tiene numerosas y bien conocidas propiedades medicinales, habiéndose usado tanto la corteza de sus raíces como sus hojas y flores para hacer cataplasmas (así como en menor medida tinturas y zumos), aplicándose sobre heridas y zonas afectadas. Tiene propiedades antiespasmódicas, emolientes y cicatrizantes. La raíz es utilizada para combatir las enfermedades y las inflamaciones de las vías respiratorias, mientras que las flores son antidiarreicas.

Sus flores tienen cinco pétalos de color rojo avinado.

   En cualquier caso, actualmente su uso está desaconsejado debido a su gran poder narcótico, que hace que en dosis elevadas pueda ser enormemente tóxica y peligrosa: algunos de los alcaloides que contiene, como la cinoglosina, pueden paralizar por completo el sistema nervioso.

Detalle de las núculas, con sus gloquidios o pequeños garfios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...