Cargando...

Costa oeste americana: Muir Woods National Monument

¡¡¡Hola a todos!!!! 

Han pasado muchos meses desde la última vez que escribí un post en este blog. Eso no significa que no tenga nada que contar ni mucho menos. La falta de tiempo y el tirarme todo el día enfrente de una pantalla de ordenador son las  principales causas de este silencio tan prolongado.

Pero he vuelto con muchísimas cosas para contaros desde el otro lado del mundo. Porque si, seguimos por las Américas; Conociendo sitios increíbles que quiero compartir con todos vosotros.

Para poneros un poco en situación. En post anteriores (hace muchísimo tiempo ya) hicimos una breve descripción de la vegetación californiana, donde contábamos que se podían distinguir dos grandes áreas, la llamada zona templada y la zona seca. La primera fue explicada con un poco más de detalle y la segunda queda pendiente, prometo no tardar un año en explicar como son los desiertos californianos.

Recorrimos la costa californiana por el Big Sur, visitamos los acantilados de infarto de Point Reyes y conocimos la migración de las mariposa Monarca en Santa Cruz. También nos dirigimos un poco mas al interior, hasta el norte de Sierra Nevada donde nos bañamos en las cristalinas agua del Lago Tahoe.

Hoy me gustaría presentaros un enclave muy particular a la par que único. A menos de 20 km de San Francisco nos encontramos con un pequeño bosque de secuoyas, pequeñito pero que puede cortar la respiración al mas anti-botánico del mundo. Antes de seguir la presentación de este enclave dejarme que haga un pequeño inciso. ¿Os acordáis que os comente en anteriores post que existen dos especies que vulgarmente se llaman secuoyas? las mas altas del mundo situadas en la costa (Sequoia sempervirens) y las mas longevas y grandes del mundo (Sequoiadendrom giganteum). Después de este breve recordatorio volvemos a nuestro bosque de secuoyas que en este caso son Sequoia sempervirenes. Pero todavía no he dicho donde vamos. Hoy visitaremos el Parque Nacional Muir Woods.

Vía


Vía


Muir Woods National Monument está situado en el condado de Marin en California, a 19 km al norte de San Francisco. Muir Woods cuenta con una extensión de 2.24 kilómetros cuadrados formando parte del Área Recreativa Nacional Golden Gate. Es un enclave muy pequiño pero muy particular por albergar la única población de bosque maduro de secuoyas en las proximidades de la Bahía de San Francisco.







La abundante presencia de niebla en la zona, debido a su proximida con la costa, asegura el mantenimiento del estado hídrico de nuestras amigas las secuoyas, porque si nos acordamos esta especie es muy exigente en cuanto a temas de agua se refiere y recordemos también que estamos bajo un clima mediterráneo caracterizado por unos veranos muy secos.


La secoya más alta de Muir Woods alcanza los 79 m y la más longeva es algo menos de 1.200 años de edad, no esta mal ¿verdad? La edad promedio de las secuoyas de Muir Wood está entre 500 y 800 años de antigüedad, por lo que hablando de secuoyas se puede decir que no es un bosque especialmente viejo. Pero no solo tenemos secuoyas, dentro del sotobosque nos encontramos el laurel de California (Umbellularia californica), el arce de hoja ancha (Acer macrophyllum), el tanoak (Lithocarpus densiflorus) entre otras especies, todas ellas adaptadas a los bajos niveles de luz presentes bajo las secoyas. 

Vía


La riqueza faunística de este paraíso tampoco tiene nada que envidiar a la riqueza florística. Por ejemplo, el río Redwood Creek es el lugar de desove de Coho o salmón plateado (Oncorhynchus kisutch) y Trucha. Muir Woods cuenta con mas de 50 especies de aves. Cabe destacar al cárabo californiano o búho manchado (Strixoccidentalis) que está sufriendo un retroceso de su población en otros lugares sin embargo está prosperando en Muir Woods. El organismo de parques nacionales esta llevando un estudio de su progreso en la zona que es de lo más curioso. 















Entre los mamíferos podemos destacar la American Shrew Mole (Neurotrichus gibbsii) que no se como traducir, es el topo mas pequeño de Norte América. También encontramos ciervos, el oso negro (Ursus americanus), y hasta 11 especies de murciélagos. 


Vía
Debido a su proximidad a San Francisco es un parque con una gran afluencia de visitantes y si a esto le sumamos que su extensión es bastante reducida, al llegar puede dar la sensación que estamos en plena Calle Preciados en Navidad, bueno igual he sido un poco exagerada, pero es cierto que al llegar desmotiva un poco, por lo menos a los que nos gusta disfrutar del campo con una cierta soledad. Con esto no quiero decir que no merezca la pena su visita. Siempre hay forma de evitar a las masas de turistas. Seguir leyendo.




Para conocer Muir Woods National Monument te proponen tres recorridos, uno de media hora adaptado a personas minusválidas, otro de 1 hora y el ultimo de hora y media. Si estáis acostumbrados a caminar los tiempos están bastante sobrestimados. El 90% de los visitantes elige una de estas 3 rutas. Pero yo os propongo un recorrido un  poco mas largo donde podremos evitar la masa de turistas y disfrutar de este precioso bosque con un poco mas de intimidad, que eso de ir al campo con 1000 personas mas, no se a vosotros pero a mi no me llama mucho. Bueno a lo que voy. El camino que os propongo (ruta en rojo en el mapa) comienza con todo el mundo siguiendo el sendero adaptado a minusválidos hasta cruzar el primer puente, desde allí tomamos el Hillside Trail, seguimos por este sendero hasta llegar a la siguiente bifurcación donde tomamos la ruta Ben Johnson Trail. Tengo que decir que todo este camino es de subida. Una vez alcanzada la cota máxima tomamos el camino Dipsea Trail donde comienza la bajada. Hay momentos en los que nos salimos del parque pero no os asustéis, vais bien. Todos los recorridos están perfectamente señalizados.  También podemos completar esta ruta con alguno de los senderos que se extienden en los alrededores de Mount Tamalpais State, pero eso ya seria si queremos estar todo el día de caminata. 
Vía

Vía



Y ahora un poco de historia. A principios del siglo XX, la mayoría de los bosques de Sequoia sempervirens en California habían sido cortados por la industria maderera. Justo al norte de la Bahía de San Francisco, un valle, conocido como Sequoia Canyon, permaneció sin talar, principalmente debido a su inaccesibilidad. William Kent, un congresista estadounidense, y su esposa, Elizabeth Thacher Kent compraron 2.47 kilómetros cuadrados por 45.000 dólares (USD) para proteger los bosques de secuoyas y la montaña por encima de ellos. 










En 1907, una compañía de agua proyectó represar el río Redwood Creek, lo que supondría la inundación del valle. William Kent se opuso y la compañía de agua llevo el caso hasta los tribunales. Kent para evitar ir a jucio decide hacer una donación al gobierno federal de 1.2 kilómetros cuadrados. Al presidente Theodore Roosevelt que le gustaron estas tierras las declaró como monumento nacional el 9 de enero del año 1908, y con esto tiró al traste el proyecto de la compañía de agua, a ver quien lleva a juicio al presidente de los Estados Unidos, muy listo este Kent ¿verdad? Más tarde, ante la insistencia de William Kent, el monumento fue nombrado en honor de John Muir, que fue el principar precursor de la red de Parques Nacionales de Estados Unidos. 






Y para termina como dicen que una imagen vale mas que mil palabras ahí os dejo unas cuantas

Vía















Vía


Vía

¡¡¡¡¡Hasta la próxima!!!! 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...